Queso artesano de oveja fabricado con leche cruda

Quesos J.M. está elaborado artesanalmente a partir de leche cruda de oveja, principalmente de las razas churra y castellana. Estos animales se alimentan mediante pastoreo natural en las llanuras de Tierra de Campos, concretamente en el Parque Natural de "Las Lagunas de Villafáfila", en la provincia de Zamora.

En la elaboración de este queso no se efectúan en la leche tratamientos que alteren su composición. Tan solo se utilizan leche cruda de oveja, cuajo natural de lechazo y sal

Su elaboración es totalmente manual, queso por queso.

La curación es lenta y rigurosa. Es un proceso natural que dura desde los tres meses, del queso curado, hasta los diez meses del queso añejo.

Quesos J.M. presenta al corte ojos desigualmente repartidos, es de pasta prensada y firme, lo que le proporciona una buena densidad. Su forma cilíndrica es característica, así como su color marfil. Su peso aproximado es de 3 Kg. Posee una corteza dura, variando su color de amarillo claro a pardo oscuro, con impresiones de tabla en ambas caras, y de cincho de esparto en el contorno.

Su sabor es fuerte, a leche de oveja, con matices característicos de temporada y a su salado en el punto justo. En el caso del queso viejo y el añejo, se cubren con una fina capa de aceite de oliva, lo que le aporta un aroma característico y oscurece en mayor medida su corteza.